Las temperaturas superan los 30 grados en una soleada jornada de sábado.

En Oviedo se alcanzan los 30,3ºC, y en Mieres los 33,8ºC

El pronóstico inicial para ese día indicaba un sol brillante, pero pocas personas esperaban que las temperaturas subieran tanto. En la ciudad de Oviedo, la capital de Asturias, el termómetro marcó una temperatura máxima de 30,3 grados centígrados. Por su parte, en Mieres, otra localidad asturiana, la temperatura alcanzó los 33,8 grados centígrados. Estas cifras son inusuales para esta región, donde generalmente se disfruta de temperaturas más frescas, especialmente en la temporada de otoño.

En las zonas costeras de Asturias, como Gijón y Avilés, las temperaturas fueron algo más suaves en comparación con el interior. Gijón registró una máxima de 27,6 grados centígrados, mientras que Avilés llegó a los 28,3 grados centígrados. Aunque estas temperaturas son más típicas de un día de verano, en comparación con el interior de Asturias, fueron relativamente moderadas.

El aumento repentino de las temperaturas se debió a un sistema de alta presión sobre la región y vientos del sur, un patrón meteorológico que no es común en esta época del año. Este fenómeno climático atípico llevó a una acumulación de aire cálido sobre la región, lo que resultó en las temperaturas más altas de lo esperado.

Este día caluroso y soleado fue un cambio bienvenido para muchos asturianos, que disfrutaron del clima veraniego en un mes generalmente más fresco. Aunque este evento climático fue inusual, los residentes de Asturias están familiarizados con la variabilidad del clima en su región y están preparados para las sorpresas climáticas de vez en cuando.

Compartir:

Más Entradas

Fin de semana pasado por agua.

Durante éste fin de semana se espera que el clima continúe mostrando un carácter desapacible, con un ambiente mayormente lluvioso y fresco, siguiendo la tendencia