El gran temporal de nieve de 1985.

La nieve apareció en todo el Cantábrico al nivel del mar, nevó abundantemente en Bilbao y San Sebastián e igualmente en Santander y Gijón, también nevó en La Coruña, donde la nieve llegó a los 20 centímetros.

Puede decirse que la última gran ola de frío ha sido en Asturias la de enero de 1985, en ella toda la región sufrió una gran invasión de aire frío continental, procedente del este de Europa, que dejó unas temperaturas muy frías durante 15 largos días y que mantuvo Oviedo cubierto de nieve durante 7 jornadas, un hecho insólito desde 1956 y que, hasta el momento, no se ha vuelto a producir. Esta ola de frío, seguramente la mayor en los últimos 20 años, la sufrió también el resto del país, con temperaturas medias muy bajas, y mínimas absolutas que en algunos casos llegaron al récord.
La nieve apareció en todo el Cantábrico al nivel del mar, nevó abundantemente en Bilbao y San Sebastián e igualmente en Santander y Gijón, también nevó en La Coruña, donde la nieve llegó a los 20 centímetros.

ANÁLISIS

La ola de frío se ciñó sobre la península entre el 6 y 16 de enero, aunque ya en los primeros días del mes las temperaturas registradas se situaban unos grados por debajo de la media.
La ola de frío, tal y como veremos en los siguientes mapas, se puede dividir en dos grandes advenciones de aire polar, el primero comprendido entre el 8 y 10 de enero y el siguiente, tras una pequeña tregua, entre el 13 y 16 de enero.

En una primera parte, la Península se encuadra en el radio de acción de profundas e indefinidas borrascas situadas al sur de Europa, por lo que es de esperar que durante estos días las nevadas hagan acto de presencia en toda la zona norte en cotas muy bajas, llegando incluso a las costas cantábricas.

mapa 500 hPa – 8/01/85

mapa 500 hPa – 9/01/85

mapa 500 hPa – 10/01/85

satélite – 8/01/85

satélite – 9/01/85

satélite – 10/01/85

Tras una pequeña tregua, por así decirlo, la inyección de frío aire continental se hace aún más potente, debido al fortalecimiento de una baja relativa situada sobre el Golfo de León, en una perfecta configuración con el anticiclón, actuando como bloqueo de cualquier borrasca atlántica.

mapa 500 hPa – 13/01/85

mapa 500 hPa – 14/01/85

mapa 500 hPa – 15/01/85

satélite – 13/01/85

satélite – 14/01/85

satélite – 15/01/85

El temporal en el resto de España

Temperaturas mínimas espectaculares, inferiores a -10ºC se registraban en Vitoria, Pamplona y Ávila. Igualmente frías eran las temperaturas en Madrid, toda la meseta norte, Cataluña y Aragón. Las capitales vascas necesitaban cadenas para circular por los cascos urbanos. En la serranía de Cuenca las temperaturas descendían hasta -18ºC.

A continuación, tabla en la que se muestra las temperaturas mínimas registradas en capitales españolas durante la ola de frío y su media.

CIUDADMÍNIMA ABSOLUTAMEDIA
ÁVILA– 16 ºC*-0,1 ºC
BILBAO– 6,6 ºC*6,0 ºC
BURGOS– 13 ºC– 0,1 ºC
GERONA– 13 ºC*
HUESCA– 12,6 ºC*1,2 ºC
LUGO– 10 ºC3,6 ºC
OVIEDO-6,0 ºC*5,4 ºC
SANTIAGO DE C.– 4,6 ºC5,4 ºC
SALAMANCA– 10,6 ºC1,8 ºC
SORIA– 13,6 ºC0,1 ºC
VITORIA-17,8 ºC*
* Récord de mínima absoluta hasta la fecha presente

A continuación, tabla en la que se muestra ciudades que han registrado, en esta ola de frío, la temperaturas mínima para un mes de enero.

CIUDADMÍNIMA ABSOLUTA
ALICANTE-2,6 ºC
ALMERÍA0,4 ºC
GIJÓN-4,6 ºC
MÁLAGA– 2,6 ºC
MURCIA– 7,5 ºC
PAMPLONA– 16,2 ºC

EL TEMPORAL EN NUESTRA REGIÓN – LAS CONSECUENCIAS



Ya en los primeros días del mes, a partir del 5, la nieve hizo aparición en la mayoría de las localidades asturianas, acompañado esto por unas gélidas temperaturas, con mínimas que se acercaron a la helada en el litoral.

El día 9, el frío era muy intenso en toda la región, con una mínima cercana a los -2ºC en Oviedo, aunque las precipitaciones prácticamente nulas, dejaron una ligera capa de nieve sobre la capital y diferentes localidades del litoral, Avilés, Gijón, Llanes… sobre todo de la zona oriental.

“Nevó cuatro horas en Avilés.  Las inclemencias del tiempo dejaron a su paso por la villa del adelantado una nevada de las que hacen historia. Si bien el año pasado los tejados de Avilés se cubrieron ya de blanco, el recién estrenado 1985 ha dejado su firma nevada no solo en los tejados, sino también en zonas verdes y calles del municipio. El intenso frío de días anteriores no parecia tener otra salida que la llegada de la nieve, lo que se produjo en la mañana de ayer alrededor de las nueve, prolongándose en espacio de cuatro horas, hasta que a las dos de la tarde aproximadamente lució por primera vez el sol.”

La nieve en Cangas de Onís… “En la villa de Cangas de Onís, informa J. M. Carbajal, nevó tanto como en la Vega de Enol, pese a la gran diferencia de altitud entre una zona y otra. Tanto a 66 metros del nivel del mar como a 1.100 metros, altitudes a las que se hayan uno y otro lugar, cayó una capa de 5 centímetros de espesor.”


Tras esta primera entrada fría se produce un ligero ascenso de las temperaturas los días 10, 11 y 12 de enero, para producirse después, durante el 13, 14 y 15, la advencción más intensa de la ola de frío. Repasemos esta situación por días…


14 DE ENERO

El día 13 se anuncia un empeoramiento inmediato de la situación, confirmando la entrada de aire frío de origen polar continental sobre el norte del país. Se producirán precipitaciones en forma de nieve en toda esa zona norte y especialmente en el Cantábrico, Cataluña, Aragón, Baleares, La Rioja, Alava, Duero y Castilla León.

Este empeoramiento más acusado llega el día 14, con precipitaciones en forma de nieve a cualquier nivel, las nevadas más importantes se producen durante este día y los dos siguientes, el frío continúa de forma acusada. La prensa regional, del día 15, informa: “Colapsadas las comunicaciones por carretera en Asturias a causa del temporal de nieve. Las cadenas, imprescindibles para circular por la zona central. El datos más espectacular podría centrarse en la noche de ayer en todas las salidas de Oviedo en las que era preciso el uso de cadenas. Tanto la “Y”, como la carretera vieja de Gijón, las de Santander, Galicia y León, estaban cubiertas por nieve helada que hacía necesario el uso de cadenas. La Guardia Civil informaba que en la “Y” era necesario el uso de cadenas entre Oviedo y el kilómetro catorce de la misma, hasta las cercanías del nudo de Serín.”Uno de los principales atenuantes fue la existencia de hielo en la mayor parte de las vías, y es que, durante este día, las temperaturas registradas fueron extremadamente bajas en toda la comunidad, con una mínima en la capital durante este día de -2,4ºC, que sería aún mucho más baja durante la siguiente jornada, como ya veremos más adelante.

La predicción

Sigue la ola de frío. Cabe esperar que durante hoy y mañana continúen las nevadas en la mitad norte de Galicia, Asturias, Cantábrico, País Vasco, Navarra, Pirineos y áreas de Aragón, Cataluña y Baleares, con temperaturas muy bajas y vientos de componente Norte.”


15 DE ENERO

El día 15 se produce la myor nevada sobre la capital y localidades costeras, así como las temperaturas más bajas, como veremos después. Más de 45.000 personas permanecen aisladas por la nieve en pueblos del interior.

“La nevada deja incomunicados a cuarenta y cinco mil asturianos en sus pueblos. La intensa nevada caída sobre Asturias en las últimas horas mantiene prácticamente incomunicados a 45.000 personas en sus pueblos, según datos de Protección Civil.”

En contra de lo que pueda parecer por las dificultades en las comunicaciones, el Observatorio Meteorológico de Oviedo informa de que la nevada de 1983, fue de mayor intensidad que la de 1985, ya que duró una semana. La acumulaciones en Oviedo, durante la ola de frío de 1985, llegaron a supear en algunos puntos de la ciudad los 10 centímetros.
Más altos fueron los registros en otras localidades y capitales del resto del cantábrico, donde la ola de frío, además de ser más dura, fue de mayor duración.

Pese a que las nevadas han sido menos copiosas que en 1983, las temperaturas fueron mucho más bajas en esta ocasión, con unas mínimas y máximas, tanto en Oviedo como en Gijón, que se pueden calificar de excepcionales.

periódico 15/01/85

periódico 16/01/85

periódico 16/01/85

Tal y como se puede observar en la siguiente tabla, las temperaturas mínimas registradas, tanto en Oviedo como en Gijón, son las más bajas para un mes de enero, desde que se toman datos. En el caso concreto de Oviedo, es récord de mínima absoluta en el periodo 1971-2006. Y en Gijón se ha quedado a dos décimas del récord de temperatura mínima absoluta.

CIUDADMÍNIMAMÁXIMAOBSERVADORÉRCORD
OVIEDO– 6,0 ºC– 3,2 ºCTemperatura mínima más baja
para un mes de enero
-10,4 ºC (1902)
GIJÓN– 4,6 ºCTemperatura mínima más baja
para un mes de enero
-4,8 ºC  (1980)

Compartir:

Más Entradas